Blog

¡Sigue nuestras entradas en el Blog! ¡Mejora tu calidad de vida!

Crianza y apego. Impresiones de una madre psicóloga.

A la hora de hablar de crianza y apego es necesario decir que relación madre-hijo es la relación más importante de la vida de cualquier persona, en eso creo que estaremos de acuerdo, seas madre-psicóloga o no. Y como no quiero generar controversia nada más empezar, aclaro que me refiero a la madre porque es la encargada de la lactancia (cuando esta se lleva a cabo) y suele ser la persona cuidadora del bebe durante los primeros meses/años de vida. También en ocasiones la figura principal de apego puede ser el padre, pero realmente es mucho menos frecuente.

Bueno, en definitiva, la madre es la que biologicamente está designada al cuidado principal del bebé, aunque con los cambios sociales puedan plantearse otros escenarios. A partir de aquí donde ponga madre = cuidador principal del bebé.

Este depende de su madre para sobrevivir. Ella su referente nutritivo a todos los niveles (alimentario, físico y emocional), pero sobre todo en la nutrición del afecto.

El amor es lo más básico para la supervivencia

Pensarás, todos necesitamos comer para sobrevivir, y sin duda es así. Pero como ya demostró Harlow con sus experimentos con monos rhesus en los años 70 (bastante duros para los pobres monos, hay que decir) éstos preferían a las “madres sustitutas” hechas con felpa que no les proporcionaban alimento pero si calor, suavidad  y parece que cierto “consuelo”, frente a las madres de alambre que podían suministrar alimento.

El amor, la relación es lo más básico para la supervivencia, esa relación suave, caliente, acogedora y generadora de confianza es más importante que el alimento ante la disponibilidad de ambas cosas.

Incluso cuando los monos se acercaban a la madre de metal para alimentarse intentaban no soltar del todo a la madre de felpa….Si veis las imágenes no me extraña nada, porque la madre sustituta de metal da mucho miedo.

Las necesidades de una madre en la crianza.

Soy madre de 2 niñas, por supuesto son mis pequeños grandes tesoros y se lo demuestro con todo mi amor y dedicación.

Nuestra relación será un modelo para ellas en su forma de vivir y comportarse con el resto de las personas  con las que se relacionen, así como en su manera de interpretarse a si mismas y la realidad presente y/o futura. Igualmente representará su primer aprendizaje para muchas  otras cosas.

En este marco de referencia mis necesidades son  importantes, como me sienta yo con su crianza, sus idas y venidas, sus enfermedades, malas noches, rabietas, disgustos, días que no comen, etc…también son muy importantes en esa relación. Para mi es importante y  muy necesario ser consciente de cómo me siento, estar conectada con cómo vivo todos esos lances, donde está el límite y cuando tengo que pedir ayuda, respiro, retirarme o pedir auxilio….

 

stressed young woman doing many tasks while holding a crying baby

 

Las necesidades de la madre TAMBIÉN SON MUY IMPORTANTES, aunque suene políticamente incorrecto en este momento en el que los modelo llamados de “crianza con apego” están en boca de todos los padres. Lo único importante no es el bebé. Y también por que lo que sienta yo tendrá un reflejo en mis hijas

En alguna ocasión, en los grupos de crianza que sigo me sorprendo leyendo como ante la petición de una madre sobrepasada, que no puede más por que su hijo no la deja ni ducharse 2 minutos la respuesta de las madres es decirle “que tenga paciencia, que su hijo no la necesitará igual siempre…”  pero ¡Esa madre ya ha tirado de toda su paciencia! Probablemente sabe lo que necesita si se para a pensarlo un poco, pero necesita el apoyo de otras madres para hacerlo sin sentir que sus necesidades no la convierten en mala madre. Necesita dormir, ducharse tranquila, quedar con una amiga o caminar un rato sola por la calle…y después de unas horas volver con su hijo a disfrutar plenamente de la maternidad.

La educación. Los padres como modelo

Iconos de concepto de familia

 

Somos el modelo de autorregulación emocional de ese niño, el modelo del sentir con los otros, no podemos hacerle creer que sus necesidades se impondrán siempre a cualquier coste de las de su madre… Sería muy injusto para ellos porque lo también necesitan una guía para saber conducirse emocionalmente y nuestra labor es acompañarles desde el amor, pero también desde la contención.

En algunas ocasiones la solución pasa por implicar más al padre, en el modelo de crianza, en el apoyo a la madre o, lo más importante a mi modo de ver, en configurar un modelo de crianza en sintonía con cómo son ellos(los dos), y qué necesitan como familia. Esta será una tarea complicada, un reto a abordar como pareja pero de su éxito dependerán considerablemente el futuro de ese niño.

 

 

LAS MUJERES, LA PUBLICIDAD Y LOS TRASTORNOS ALIMENTARIOS

Cada año, cuando se acerca el verano o la primavera llega a esos conocidos almacenes, cuando los cuerpos comienzan a quitarse ropa y empezamos a enseñar carne, la publicidad se ocupa especialmente del cuerpo de las mujeres.

La operación bikini, los batidos detox, prepara tu cuerpo para el verano y un largo etcétera de invitaciones a desintoxicarte, pulirte, afinarte, limarte, adelgazarte, tonificarte, fortalecerte, estirarte, hidratarte, broncearte, es decir preparar tu cuerpo para la exposición, evaluación y juicio de propios y extraños.

Pero en los medios de comunicación se empeñan en recordarnos que siempre nos falta (o nos sobra) algo. Y las mujeres de todas las edades emprendemos la carrera sin meta de la perfección, las dietas, el ejercicio contra reloj, los fármacos o pseudofármacos que nos ayudan a bajar de peso, los tés, los batidos… Todo enfocado a pagar grandes cantidades de dinero para ahondar en nuestra insatisfacción y en el: nunca es suficiente. Y en verano, en los centros especializados en trastornos alimentarios se incrementan las consultas, “mi hija ha dejado de comer, mi alumna ha bajado de peso de forma muy rápida, no deja de llorar, se aísla, se siente gorda, sucia, no valiosa…” y las grandes marcas siguen con sus fotografías de mujeres-niñas enfermas, pálidas de anemia, con gesto doliente, ligeras como plumas o derramadas en el suelo sin parecer capaces de nada, ni de estudiar ni de trabajar ni de reír, ni de correr, ni de enfadarse, exigir, mandar o ilusionarse con nada, incapaces en definitiva de vivir y ser agentes de su vida.

Porque interesa mantenernos en el lugar del hermoso objeto inane, puesto en el escaparate para ser observado y enjuiciado hasta que el juicio se hace interno y no podemos acallar nuestra propia voz, entrenada desde el afuera, que nos dice que no eres perfecta, no vales nada, que así, ¿quién te va a querer?. Y ahí, desde la desesperación, pedimos ayuda para reconstruir nuestra autoestima y volver a ser personas, dueñas de nuestra vida y no esclavas de nuestro aspecto.

Y en esa lucha nos encontraréis, para profundizar en las raíces de la insatisfacción, junto con muchas otras personas y movimientos como Gansos Salvajes que intentan desvelar el engaño y proponer una imagen de las mujeres realista, valorada y empoderada.

Adolescentes y Juegos de azar

Como es lógico, en nuestro país está prohibida la publicidad de drogas ilegales, pero también está prohibida la publicidad …

ALTERNATIVAS DE OCIO SALUDABLE PARA ESTE VERANO

Ya está aquí el verano, sinónimo de descanso, fiesta y disfrute. Como bien sabemos, en estas fechas está normalizado …

¿CÓMO DISFRUTAR DEL VERANO SI TENGO UN TRASTORNO DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA?

¡LLEGÓ EL VERANO!, para muchos es un momento de desconexión, de disfrutar de la playa, la piscina, salir con amigos o …