El amor romántico y sus mitos

amor romantico

15/12/2023

El amor es un sentimiento básico que tiene la función principal de vincularnos y establecer relaciones con los otros y que nos produce bienestar, consuelo, seguridad y satisfacción.

Hay distintos tipos de amor, según hacia quién lo sintamos: podemos sentir amor hacia nuestra familia, amigos, compañeros de trabajo, nuestra pareja, etc. El amor romántico hace referencia al área de la pareja o posible pareja (persona que nos gusta).

Para que haya una relación de amor sana con otra persona, es importante que esta se base en unos pilares fundamentales, como son el respeto, la confianza mutua, el compromiso, una buena comunicación, la comprensión y empatía, la honestidad, la intimidad, el apoyo mutuo y que exista un equilibrio entre dar y recibir.

 

Los mitos del amor romántico

Los mitos del amor romántico son un conjunto de creencias sobre la supuesta verdadera naturaleza del amor, que son socialmente compartidas y que suelen ser ficticias, absurdas, engañosas y difíciles de cumplir. Pautan la importancia del amor y las características que debe tener, el tipo de relación ideal y las expectativas de futuro en las relaciones de pareja.

La cultura (medios de comunicación, literatura, cine, pautas sociales, etc.), las experiencias que hemos vivido o la educación recibida pueden moldear nuestra idea de amor romántico, llegando a hacernos creer algunos mitos, que lo pueden convertir en una experiencia disfuncional y que, a través de los cuales, podemos establecer relaciones con altas cargas emocionales, de dependencia y dañinas.

Algunos de estos mitos son:

  • Si siento celos es que le quiero” / “los celos son una prueba de amor: los celos no son sinónimo de querer a alguien. Si bien podemos sentir celos cuando queremos a alguien, no son necesarios para amar. De hecho, en el amor sano se tiene confianza en la otra persona y se respeta su libertad y, si aparecen los celos, se deben trabajar, puesto que seguramente provengan de inseguridades propias.
  • La media naranja: este mito parte de la idea de que existe una única persona en todo el mundo que encaje a la perfección con uno/a mismo/a, lo cual no es cierto. Esta creencia nos puede generar problemas, como, por ejemplo, aferrarnos a toda costa a quien creemos que es nuestra “media naranja”, pensando que ya nunca más vamos a encontrar a otro que encaje con nosotros. Además, no necesitamos a nadie que nos complete, porque cada persona ya está completa por sí misma. Otras personas nos pueden complementar y sumar, pero es importante que nos podamos sentir a gusto con nosotros/as mismos/as estando solos/as.
  • El amor lo puede todo: el amor solo es amor, no es suficiente por sí mismo si no hay otros aspectos que lo acompañen, como el respeto, la compatibilidad, la confianza, etc. Se puede querer a alguien, pero, por ejemplo, entender que lo mejor para esa persona y para uno/a mismo/a es estar separados, por los motivos que sean. Las relaciones, además, requieren de trabajo conjunto constante y dedicación por ambas partes. Existe la creencia opuesta, que es: “si hay problemas, no es la persona ideal, perfecta o adecuada”. Y no es cierto, porque todas las relaciones pasan por adversidades, tienen conflictos y dificultades; es natural. Si la pareja los supera conjuntamente, ello puede reforzar la relación y les permite crecer juntos.
  • Los polos opuestos se atraen: a veces, las personas que son diferentes a nosotros/as mismos/as nos pueden llamar la atención, pero eso no quiere decir que vincularse con ellas a nivel sentimental sea la mejor opción. En ocasiones, sentimos la necesidad de vincularnos a alguien opuesto por un vacío que sentimos, queriendo que el otro se ocupe de ello. Nos puede atraer esa persona pensando que nos llenará, pero ciertamente puede haber aspectos de esa persona que sean incompatibles con cómo somos: distintas formas de ver el mundo, distintos valores, ideales, formas de expresar el amor y de comunicarse, etc. Normalmente, en las relaciones sentimentales sanas suelen predominar las afinidades entre las dos personas, aunque, por supuesto, tendrán también algunos gustos u opiniones diferentes. Si nos sentimos vacíos, esto lo deberemos trabajar nosotros/as mismos/as o con apoyo de un ser querido o de un profesional, puesto que es un trabajo de crecimiento individual y no deberíamos poner la responsabilidad en terceras personas.
  • Somos una sola persona, somos responsables de la felicidad del otro o debemos compartir todos nuestros gustos y aficiones: es imposible compartir cada gusto, afición, opinión, ideal y creencia que tenemos con otro, porque cada persona es única. Se puede tener una relación sana, duradera y satisfactoria con alguien que tenga opiniones, gustos o ideales distintos a los propios, mientras la relación se sustente en unos buenos y sólidos pilares. Lo que debe de hacer cada uno es comprometerse con su propia felicidad, colaborar en el crecimiento del otro y de la relación y, sobre todo, amarse a sí mismo primero para poder amar de forma sana al otro.
  • Si estoy enamorado/a de alguien, no puedo sentir atracción por otra persona” o “si me siento atraído por otra persona, es que en realidad no estoy enamorado/a de mi pareja: sentir atracción por otros es algo natural e innato en los seres humanos, como animales que somos. La monogamia, la fidelidad y el compromiso con una persona concreta son construcciones sociales que, si bien tienen sus motivos y ventajas, no eliminan nuestro instinto ni las reacciones que podemos tener. Se puede sentir atracción por otras personas, pero estar comprometido/a con uno/a mismo/a y la propia pareja y amarla, no dejándose llevar por esas atracciones y manteniéndose fiel.

 

Bibliografía consultada

Bisquert-Bover, M., Giménez-García, G., Gil-Juliá, B., Martínez-Gómez, N. y Gil-Llario, M. D. (2019). Mitos del amor romántico y autoestima en adolescentes. Revista INFAD de Psicología. International Journal of Developmental and Educational Psychology, 5(1), 507-518. https://doi.org/10.17060/ijodaep.2019.n1.v5.1633

La mente es maravillosa. (9 de junio de 2019). 7 pilares sobre los que construir un amor sano. https://lamenteesmaravillosa.com/7-pilares-sobre-los-que-se-construye-el-amor-sano/

Rovira, I. (20 de octubre de 2017). Los 7 mitos del amor romántico: Existen muchas creencias irracionales acerca del amor y sobre cómo debe ser una relación de pareja. Psicología y Mente. https://psicologiaymente.com/pareja/mitos-amor-romantico

Rull, Á. (16 de mayo de 2020). Mitos del amor romántico: el daño de las viejas creencias en las relaciones de pareja. Somos Psicología y Formación. https://www.somospsicologos.es/blog/mitos-del-amor-romantico/

Sanz, J. (30 de septiembre de 2017). Mitos del amor romántico y violencia de género en adolescentes. La escena del crimen: Blog de Criminología. https://www.laescenadelcrimen.com/crimen/mitos_del_amor_romantico/

Sepúlveda, P. (2013). El mito del amor romántico y su pervivencia en la cultura de masas. Ubi Sunt?, (28), 100-109.

Xaloc, M. (s.f.). Los 12 mitos sobre el amor romántico (y por qué son falsos). El amor es uno de los sentimientos inspiradores más antiguos de la historia y por el cual se han creado mitos y leyendas urbanas a su alrededor. Estilonext. https://estilonext.com/pareja/mitos-amor-romantico

Yela, C. (2003). La otra cara del amor: mitos, paradojas y problemas. Encuentros en Psicología Social, 1(2), 263-267

 

Autora: Irene Rodríguez Guidonet

Quizá te interese…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *