Blog

¡Sigue nuestras entradas en el Blog! ¡Mejora tu calidad de vida!

Parejas en confinamiento

LAS PAREJAS, A PRUEBA CON EL CONFINAMIENTO

Como hemos comentado en blogs anteriores, el confinamiento ha generado una serie de consecuencias, algunas negativas, en nuestro estado de ánimo y salud mental. Estas consecuencias no son sólo a nivel individual, sino que también han podido afectar a un nivel familiar y/o de pareja. Muchas parejas estarán viviendo juntas, bien porque ya lo hacían antes de la cuarentena, bien porque les pilló estando juntos/as.

También podemos encontrar la situación contraria, parejas que se encuentran separadas, puede que cerca o a kilómetros de distancia.

Estas dos situaciones pueden pasar factura y más viviendo la situación extraordinaria que estamos viviendo, donde las emociones muchas veces nos pueden sobrepasar, influyendo en cómo interpretamos las cosas y en nuestra capacidad de adaptación. En el caso de las parejas que conviven, puede surgir la dificultad de encontrar espacios individuales o de manejar los conflictos que puedan surgir.

En el caso de las parejas que se encuentran separadas, puede surgir la dificultad de manejar la distancia o problemas a la hora de comunicarse, ya que no podrían hacerlo en persona, cara a cara. Por ello, a continuación, os damos una serie de consejos que os pueden ayudar a desenvolveros en ambos escenarios.

ALGUNAS RECOMENDACIONES PARA PAREJAS CONFINADAS

  1. Poder crear un espacio para ti mismo/a: es importante que cada miembro de la pareja tenga un espacio donde poder trabajar y adquirir cierto grado de intimidad. Si no es posible que cada uno/o tenga su propio espacio individual, se podría disfrutar de éste por turnos. Para ello, es importante cuidar este espacio con mimo y hablar abiertamente de la necesidad de cuidar la individualidad. Convivir no significa que tengáis que estar todo el día juntos/as. Al no existir la posibilidad de salir de casa y quedar con otras personas, es recomendable estar conectado/a con ellos/as vía llamadas o videollamadas; esto puede ayudar a despejar la mente y la situación.
  2. Buscar momentos para pasar tiempo de calidad juntos/as: uniendo con el punto anterior sobre cuidar nuestra individualidad, es importante también dedicar un tiempo y espacio para estar juntos/as. Cada relación tiene sus características especiales que hay que cuidar con perspectiva individual y común.
  3. Repartirse las tareas de la casa: de esta forma evitaremos sobreesfuerzos por una de las partes y conflictos por dicho desequilibrio. Puede ayudar construir una planificación conjunta donde se especifiquen las tareas a realizar y quién se encargará de ellas.
  4. Es normal que aparezcan conflictos y desencuentros, lo importante es saber manejar las situaciones. Al pasar más tiempo juntos/as y no poder poner en práctica los mismos recursos de autorregulación, como podía ser salir a dar un paseo cuando te sientes agobiado/a o quedar con alguien, es normal que puedan surgir más roces y que surjan dificultades en la comunicación. Es importante recordar que puede que el malestar que uno/a siente no sea a causa de su pareja, sino del confinamiento. Evitar en todo momento usar un lenguaje agresivo e intentar ser asertivos/as y empáticos/as, pudiendo mirar los problemas y las situaciones desde una mirada distinta a la nuestra y expresar lo que necesitamos y sentimos.

 

ALGUNAS RECOMENDACIONES PARA PAREJAS SEPARADAS

  1. Estar en una relación a distancia implica: una reorganización de los distintos aspectos de la relación; se trata de una situación nueva e inesperada a la que adaptarse, ya que estar separados/as ha sido una decisión no elegida voluntariamente. Al verse restringidas algunas variables de la relación, como son el afecto físico o lo referente a la sexualidad, puede ser una oportunidad para reforzar otros aspectos de la relación, como la comunicación, conocerse más en profundidad… Se vuelve especialmente importante hablar sobre cómo es sentís en la distancia, qué cosas os están costando más y qué necesitáis del otro/a para poder cuidar la relación, construyendo nuevos recursos y rituales que la nutran (como, por ejemplo, hacer videollamadas cada cierto tiempo, ver películas conectados/as o tener una cena especial a distancia…).
  2. Expresar las necesidades: como comentamos en el apartado anterior, es muy importante expresar las necesidades, ya que, al no poder veros en persona, la comunicación es el principal puente que os une. A distancia, la comunicación y manifestar vuestras emociones y necesidades es lo que os va a permitir cuidarla día a día, dedicando momentos para cada uno/a por separado y en común.
  3. Reflexionar sobre el futuro: puede ser un buen momento para reflexionar sobre la historia de vuestra relación (qué habéis construido juntos/as, qué cosas echáis en falta, qué cosas cambiaríais…) y sobre cómo os gustaría que fuese vuestro futuro en común.
  4. Ver el lado positivo de la situación: a pesar de que es una situación difícil de asumir, especialmente las primeras semanas, puede verse como un momento para tener más tiempo para uno/a mismo/a, para valorar qué aspectos de vuestra relación son importantes y que por tanto es necesario cuidar y potenciar.

Al tratarse de una situación nueva, pueden surgir dificultades a la hora de relacionarse. Es normal que puedan surgir sentimientos de miedo o angustia por que la distancia pueda deteriorar la relación de pareja, lo que a su vez puede llevar a una saturación en la comunicación a través de mensajes o llamadas como un intento de evitar dicho deterioro. Como hemos comentado con anterioridad, lo importante es aceptar que es normal que surjan este tipo de emociones, pudiendo hablar de ellas y construir estrategias de afrontamiento, tanto individuales como de pareja. No hay que confundir el distanciamiento físico con el emocional. Pese a encontrarnos a distancia, la relación puede encontrarse muy cercana a nivel de compromiso, intimidad y conexión emocional.

Tener una relación en estas circunstancias, tanto confinados/as como separados/as, va a conllevar una adaptación por parte de ambos miembros de la pareja, reajustando patrones habituales de comportamiento y haciendo un buen uso de la comunicación. Si te encuentras en esta situación y sientes que tú y/o tu pareja estáis teniendo dificultades para adaptaros, no dudes en ponerte en contacto con nosotras. En Vínculo podemos ayudarte.

 

 

BIBLIOGRAFÍA

Alcolea, R. (2020). Parejas separadas durante el confinamiento: ¿puede la distancia enfriar el amor? 2020, de ABC Sitio web: https://www.abc.es/bienestar/psicologia-sexo/sexualidad/abci-coronavirus-parejas-separadas-durante-confinamiento-puede-distancia-enfriar-amor-202004130730_noticia.html

Gónzalvez, P. (2020). El confinamiento por el coronavirus, un antes y un después en las parejas. 2020, de Huffington Post Sitio web: https://www.huffingtonpost.es/entry/el-confinamiento-un-antes-y-un-despues-en-las-parejas_es_5ea80f91c5b623123e7d86b8

Nicuesa, M. (2018). Cómo mantener una relación a distancia. 2020, de Psicología Online Sitio web: https://www.psicologia-online.com/como-mantener-una-relacion-a-distancia-4177.html

Cores, N. (2020). Estar confinados en pareja no es una condena para convertirnos en siameses. 2020, de 20 Minutos Sitio web: https://www.20minutos.es/noticia/4227436/0/fomentar-momentos-especiales-buscar-espacios-propios-como-mantener-la-pareja-a-flote-durante-el-confinamiento/

 

 

Ana Gómez Peña

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Imagen de Ulrike Mai en Pixabay

APRENDER DE LA CAÍDA PARA PODER LEVANTARSE

Las recaídas siempre se han visto como una vuelta a atrás, como un borrón inmediato de los cambios conseguidos. Sin embargo, …

verano

Verano 2020: un nuevo desafío

Debido a la pandemia que nos está tocando vivir, nos encontramos ante un verano sin precedentes, incierto. Los rebrotes …

discusiones

Discusiones

Las discusiones: las grandes temidas en las relaciones humanas.  En el lenguaje cotidiano, la palabra “discusión” tiene …