Categoría: Trastornos alimentarios

¿CÓMO DISFRUTAR DEL VERANO SI TENGO UN TRASTORNO DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA?

¡LLEGÓ EL VERANO!, para muchos es un momento de desconexión, de disfrutar de la playa, la piscina, salir con amigos o de leer un buen libro…Pero la cosa cambia cuando el verano llega y tienes un TCA ¿me equivoco?, es una época en la que hay más tiempo libre para pensar, para que las obsesiones con “el cuerpo 10 para el verano”, la operación bikini…toman la primera posición en nuestras cabezas.

De repente, aparecen muchas cosas que a estas personas les puede dificultar mantener un equilibrio emocional y una tranquilidad… por todos lados, nos bombardean con anuncios sobre productos para  adelgazar, para la celulitis la piel de naranja, el moreno perfecto… las fotos de modelos con bañadores y bikinis están por todos lados, además, no ayuda que nuestros círculos sociales que también le dan importancia a la imagen corporal, en esta época aumenten los comentarios sobre hacer dieta o la famosa operación bikini. Todo esto hace que el verano pueda ser, una de las peores épocas del año para las personas que padecen un TCA, por otro lado, se centran aun más en como perciben su cuerpo, deformando en su mente como es su figura real y como les gustaría que fuese, lo que hace que las comparaciones con otras personas también aumenten. Read more

LAS EMOCIONES EN LOS PROBLEMAS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA

Recientes investigaciones hablan de que uno de los factores con mayor peso para la predisposición a los trastornos de la conducta de alimentación (TCA), así como para la resistencia al cambio, son las dificultades en el manejo de las emociones: como son la dificultad para el reconocimiento de las emociones y la inadecuada regulación de las mismas (Calvo Sagardoy, 2013).

Read more

¿QUÉ SE TRABAJA CON PERSONAS QUE PADECEN TRASTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA?

¿QUÉ SE TRABAJA CON PERSONAS QUE PADECEN TRASTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA?

 

¿Sabías que uno de los trastornos más prevalentes de nuestro tiempo tiene que ver con la comida?

Los trastornos de la conducta alimentaria siguen siendo uno de los más prevalentes del siglo XXI, de hecho, el Plan de Salud (2013-2018) considera en 5º puesto estos trastornos como “trastornos y problemas relevantes en salud mental” por lo que merecen una especial atención y desde aquí os queríamos mostrar como es un tratamiento psicoterapéutico de los trastornos alimentarios. Una propuesta de Natalia Seijo, psicóloga especialista en trastornos alimentarios, psicosomática médica, trauma complejo, apego y disociación, con una experiencia de más de 20 años y las similitudes en el Centro de Psicoterapia Vínculo.

Desde Vínculo se trabaja desde un enfoque relacional y sistémico, se trata de ayudar a las personas a sobreponerse a sus problemas con la imagen y la comida, pero sin perder de vista cual es la raíz del problema, que tiene más que ver con no sentir la capacidad para enfrentarse de forma saludable a los obstáculos de la vida cotidiana, suelen esconder problemas de confianza y autoestima que dificultan importantes áreas de la vida de estas personas, como pueda ser la social o la laboral. Read more

Terapeuta Vínculo Psicoterapia

CURSO EXPERTO EN TRASTORNOS ALIMENTARIOS

Primer curso de experto en trastornos alimentarios de el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid

 

Hoy queremos escribir sobre el primer curso de experto en trastornos alimentarios que el COP lanza sobre intervención en trastorno de la conducta alimentaria y que esta impartido íntegramente por parte de el equipo de Vínculo Psicoterapia.

 

Desde hace casi 20 años trabajamos de manera especializada con TCA y a lo largo de estos años uno de los mayores problemas que nos hemos encontrado es el de pacientes que llegan a nuestro centro después de un vía crucis de profesionales no especializados. Esto implica que tanto la persona como la familia de la misma acuden al centro con una problemática añadida a la patología inicial: llegan desesperanzados y quemados a un tratamiento que requiere mucho esfuerzo y tolerancia a la frustración, por lo que el índice de abandonos de esta población es mayor y se da una mayor tasa de cronicidad del TCA.

 

Debido a que la prevalencia de este trastorno, lejos de estar en remisión, ha aumentado, vemos absolutamente indispensable que los psicólogos se formen de manera profunda y especifica en la etiología, el diagnóstico y el abordaje terapéutico de esta patología ya que si la infradiagnosticamos o no lo tratamos de manera adecuada en consulta los resultado pueden tener gravísimas consecuencias para el paciente.

 

Con esta intención el curso que lanzamos se centra en entender en profundidad un marco teórico que integre los últimos avances en TCA, dando una teoría y un tratamiento claro y pautado tanto a nivel individual como grupal y  una revisión de las facetas indispensables a trabajar para que el alta sea realista y completa, poniendo especial atención en la dependencia afectiva que tan frecuentemente estas población establece con uno o más miembros de su entorno.

 

 

Además vamos a hacer mucho énfasis en que podáis ver la implantación de todas estás pautas en el encuadre terapéutico. Para ello el curso no solo contará con 50h de parte teórica, si no con otras 50h de parte práctica en la los alumnos serán el equipo reflexivo de un grupo de terapia que se lleva a cabo los lunes en nuestro centro. También habrá un seguimiento semanal de casos de paciente que solo acuden a terapia individual (a través de grabaciones que se hacen mediante el circuito cerrado) para que podáis plantear dudas y contrastar ideas sobre como intervenir con dicho paciente.

 

La meta del curso es poder conocer (o profundizar) en como diagnosticar e intervenir con pacientes con un TCA para poder trabajar en consulta con rigor terapéutico y ofrecerles la mejor ayuda posible.

Si queréis conocer algo más sobre el curso no dudéis en poneros en contacto con nosotras en nuestra web o en visitar el temario del curso mediante este link.

 

Espero que la información sea de vuestro agrado y os esperamos el 20 de Septiembre en el COP en la Cuesta de San Vicente  4.

especialistas en adicciones madrid

LOS DESORDENES ALIMENTICIOS Y EL EFECTO DE VIOLACIÓN DE LA ABSTINENCIA

LOS DESORDENES ALIMENTICIOS Y LAS RECAÍDAS

Hace unos meses, con motivo del alta de una de nuestras pacientes, subíamos una entrada en el blog en la que se hablaba de la mezcla de ilusión y miedo que se vive al comenzar esa nueva etapa. Al hablar del miedo, lo que más sobresalía y parece que sobresale, no sólo en pacientes con los desordenes alimenticios, sino en la mayoría de pacientes, con independencia del motivo por el que se haya acudido a terapia, es el miedo a las recaídas, a volver a encontrarse en una situación igual o similar a la que se estaba antes de haber pasado por un proceso terapéutico.
Por eso, en el artículo de hoy, me gustaría profundizar un poco más en este tema y hablar de lo que se considera en psicología una recaída, así como explicar un concepto, que, sobre todo en el ámbito de las adicciones, se ha encontrado que puede explicar o está relacionado con que éstas se produzcan. Éste es el Efecto de Violación de la Abstinencia (EVA).

Algunos autores como Marlatt y Gordon consideran la recaída como un proceso en el cual se retrocede a patrones de pensamiento y comportamiento presentes cuando la adicción se encontraba activa y que se habían superado, es decir, una vuelta a la conducta que se encontraba descontrolada previamente al tratamiento.
Sin embargo, diferencian la recaída de lo que en psicología se conoce como caída; un desliz o error, es decir, un episodio aislado de descontrol y vuelta a la conducta adictiva, una transgresión puntual de la abstinencia (alcohol, juego,…) o del consumo controlado (comida, compras, sexo,…).

Estos autores, también identificaron 3 tipos de situaciones de alto riesgo relacionadas con las recaídas:
1) Estados emocionales negativos: ansiedad, ira, rabia, aburrimiento,…
2) Conflictos interpersonales: de pareja, familiares, con amigos, en el trabajo
3) Presión social: situaciones en las que la persona, influida por otra, se involucra de nuevo el consumo de la sustancia o conducta adictiva.
Por lo tanto, sufrir una caída no significa que todo el trabajo llevado a cabo previamente haya sido inútil, ya que, normalmente, las caídas se producen porque la persona no ha podido o no ha sabido identificar una situación de riesgo como tal y, por tanto, no ha puesto en marcha las estrategias y recursos apropiados para hacer frente a la misma y poder superarla. Sin embargo, en ocasiones una primera caída puede llevar a una recaída. ¿Por qué? ¿Qué ocurre para que se pase de una a la otra? La respuesta a estas preguntas la encontramos en el concepto que se señalaba al principio, el efecto de violación de la abstinencia (EVA).

 

Tratamiento de adicciones con y sin sustancias

Read more

trastornos alimenticios psicologos madrid

INFORMACION SOBRE TRASTORNOS ALIMENTICIOS

RASGOS COMUNES E INFORMACION SOBRE TRASTORNOS ALIMENTICIOS

En la actualidad, la informacion sobre trastornos alimenticios, también llamados TCA, están a la orden del día en la cultura occidental. Un estudio del año 2008 en España reveló que casi el 10% de las mujeres de entre 12 y 21 años tenía un TCA, un dato alarmante(de la Fuente, Martí,Olesti, Piñol y Riera, 2008, como se citó en Maganto, 2011).

Se tratan de trastornos bastante complejos, ya que no suelen tener una causa concreta y única, sino que son consecuencia de la interacción de varios factores. Por un lado, está la gran influencia que tiene la sociedad, transmitiendo la importancia de tener un físico y una estética determinados, prejuzgando como no válidos todos aquellos que no encajen en el canon de belleza. Esto hace que una persona que no cumpla las características físicas que impone la sociedad sienta que no es válida, que no es adecuada, que debería ser de otra manera, lo cual afecta a su autoestima.  Con el objetivo de alcanzar ese ideal de belleza, podría intentar bajar de peso mediante dietas restrictivas o realizando ejercicio físico en exceso(da Costa Ribeiro Junior et al., 2012; Herman y Polivy, 2002).

A la influencia de la sociedad se le une el papel de la familia, no solo en la aparición de los TCA, sino en su mantenimiento. Se ha observado que las familias en las que hay un miembro con un TCA, normalmente una hija, son muy aglutinadas (es decir, no promueven la autonomía de sus integrantes), tienden a la sobreprotección, a evitar el conflicto y a ser poco flexibles (Hermany Polivy, 2002). Esto puede hacer que la persona sienta que no puede controlar nada de su vida, excepto la comida, la cual se convierte en su vía de escape (ya sea restringiendo o dándose atracones).

SOLICITA INFORMACIÓN

Además de la influencia de la sociedad y la familia en la informacion sobre trastornos alimenticios, se ha observado que existen ciertas características psicológicas que influyen tanto en la aparición como en el mantenimiento de los TCA, en concreto el perfeccionismo, la autoestima y la alexitimia (entendida como dificultad para identificar y expresar las propias emociones y de diferenciarlas de sensaciones corporales, como el hambre). Antes de hablar un poco sobre estas tres características, me parece importante resaltar que para poder considerar que una persona se ha recuperado de un TCA hay que fijarse no solo en aspectos conductuales o físicos (como que no se dé atracones o que tenga un peso saludable) sino también en aspectos cognitivos y emocionales (como que no tenga obsesiones con el cuerpo o la comida, que tenga una buena autoestima y regulación emocional…). Esto es especialmente importante a la hora de dar de alta a una persona con TCA, ya que puede tener un IMC adecuado y no darse atracones, pero seguir obsesionada con la comida o ser muy autoexigente consigo misma y esto puede favorecer la reaparición de los síntomas con la comida (Bardone-Cone et al., 2010).

 

Read more

Violencia contra las Mujeres y Trastornos de conducta alimentaria

8 de Marzo: Trastornos de conducta alimentaria y el Día de la Mujer

 

 Desde hace siglos vivimos la división cultural del mundo en dos grandes modelos, que van cambiando y ajustándose a los tiempos y que se van construyendo según los intereses de las diversas culturas y sociedades. Así se nos presentan modelos de ser mujer y de ser hombre y no olvidamos los trastornos de conducta alimentaria. Las mujeres han desarrollado un género social que se relaciona con los cuidados, la reproducción, y la necesidad de ser vista y reconocida para tener identidad.  Los varones por su parte, han desarrollado una identidad de género asociada al control, la fuerza, el trabajo remunerado, la tecnología y la representación social u política.

 

Esta diferenciación es una clasificación jerárquica, el varón tiene valor por si mismo, la mujer debe mostrar su valor en función de la mirada de otros. La construcción de la identidad de género comienza ya antes del nacimiento, desde el momento de la concepción. Las personas individuales van adaptando su comportamiento y su identidad a los modelos y expectativas sociales generadas.

 

Esta jerarquización genera un sistema de relaciones de poder en las que el modelo masculino es el valorado y el femenino el subordinado. Este sistema, que llamamos patriarcal, se asienta sobre una serie de creencias erróneas: los estereotipos de género y el lenguaje sexista y no inclusivo es una de las herramientas por las que el sistema se perpetúa. Esta es la base de la violencia de género, descrita ya por numerosas expertas y expertos.

 

solicita información

 

Al hilo del DÍA DE LA MUJER, los y las miembros del Grupo de Trastornos Alimentarios (anorexia, bulimia y otros) y Obesidad de Madrid, no queremos dejar pasar la oportunidad de remarcar que algunos componentes que “ayudan” a emerger los trastornos de conducta alimentaria tienen relación directa con las distintas manifestaciones de la violencia sobre la mujer y las microviolencias de la vida cotidiana, como el ninguneo, la luz de gas, la cosificación, la agresión…

 

La cultura popular dominante a menudo centra la atención en el cuerpo de las mujeres. Los modelos estéticos, disociados del concepto de salud bio- psicosocial y centrados en las modas y el consumo, nos presentan cuerpos imposibles,  anclados en la pubertad, se niegan los cuerpos de las mujeres,  sus formas y, en este entorno, las mujeres van elaborando su proceso identitario de acuerdo con patrones sociales y culturales en los que la valía  está en la apariencia.

La delgadez se convierte en un valor social que se muestra a través de los medios de comunicación. Recibimos continuamente imágenes que nos muestran cómo son los cuerpos de éxito y esta presión recae especialmente sobre las mujeres.

Read more

LOS TRASTORNOS ALIMENTICIOS Y LA ADICCION A LA COMIDA

LOS TRASTORNOS ALIMENTICIOS 

 

Las adicciones se caracterizan por una dependencia de sustancias o conductas/actividades nocivas (RAE, 2017) y por una búsqueda de recompensa a través de su uso. A día de hoy están proliferando las adicciones sin sustancias o adicciones comportamentales, tales como adicción a las nuevas tecnologías, al sexo, al ejercicio físico, etc.

Se ha observado que estas adicciones también tienen un gran impacto en la vida diaria del individuo a nivel social, personal, familiar y laboral o estudiantil.  También aparece un mecanismo similar al de las adicciones a sustancias como la satisfacción obtenida a corto plazo para evitar un malestar emocional, el uso patológico y síndrome de abstinencia ante la privación del objeto de adicción.

El ciclo de la adicción comportamental propuesto por Matalí, García, Martín y Pardo en 2015, es el que sigue:

especialistas en TCA

Figura 1. Ciclo de la adicción comportamental. Fuente: (Matalí, García, Martín y Pardo, 2015)

 

¿Los trastornos alimenticios y la adicción a la comida?

Existen varios estudios que abordan el tema y encuentran similitudes entre los trastornos alimenticios (TCA) y los trastornos de consumo de sustancias (TCS). Estas similitudes son principalmente el craving y la sensación de pérdida de control. También se ha visto que ambas patologías están muy ligadas a problemas en el control de impulsos.

En el caso de la adicción a la comida inciden varios factores como: los biológicos, psicológicos y comportamentales. Las sustancias en las adicciones solo son el instrumento, lo que provoca la adicción es nuestro cerebro. Como bien expone el ciclo de las adicciones comportamentales las adicciones parecen nacer en un malestar psicológico. Hay personas que regulan su estado emocional a través de la comida, como por ejemplo, para reducir el estrés o el dolor. Esto se debe a que la ingesta produce un neurotransmisor que activa núcleo accumbens del cerebro que es el que regula la recompensa. La dopamina es el neurotransmisor que aumenta significativamente con la sensación de placer, como puede ser comer (aumento que también produce el consumo de sustancias, el sexo, la música o el ejercicio físico).

Read more

especialistas TCA

EL ALTA EN PACIENTES CON DESORDENES ALIMENTICIOS

Cómo se vive desde dentro el alta en pacientes con desordenes alimenticios

El martes 9 de enero celebramos el alta de una de las veteranas del grupo de TCA con  desordenes alimenticios. Se respiraba ilusión, felicidad y unión en el ambiente, pero también existía cierto miedo. Miedo a recaer, miedo a la incertidumbre de no saber qué le deparará el futuro.

En mi opinión, estos miedos son normales y perfectamente comprensibles, ya que un alta consiste en el paso de tener el colchón de la terapia (en este caso un grupo terapéutico) a dar un salto al vacío, como cuando un polluelo tiene que dejar la seguridad del nido y saltar al vacío confiando en que sus alas le sostendrán.

Pero este salto no lo hacen sin ninguna herramienta, sino que van equipadas con una mochila que contiene todo lo que han aprendido a lo largo del tiempo en terapia.

Han aprendido a contactar consigo mismas y con sus necesidades, con sus miedos y emociones; han aprendido nuevas formas mucho más saludables de manejar su malestar e inseguridades que no sea a través de los síntomas.

Y SOBRE TODO HAN APRENDIDO A PEDIR AYUDA, A DESMONTAR EL MITO DE “YO SOLA PUEDO” Y A INCORPORAR LA VULNERABILIDAD COMO ALGO MUY SANO DEL SER HUMANO. PORQUE RECONOCERSE VULNERABLE NO ES DEBILIDAD SINO FORTALEZA.

En ningún alta se asegura que no vaya a tener lugar una recaída. Cuando se da de alta a una persona, en este caso a alguien con desordenes alimenticios, se hace cuando la persona lleva un tiempo largo sin mostrar síntomas con la comida y con el cuerpo, cuando ha aprendido a ser asertiva y menos exigente consigo misma, cuando la persona tiene la sensación de que cuenta con los recursos necesarios para poder llevar una buena vida, autónoma e independiente, en la que tendrá una buena red de apoyo.

 

Anorexia y Bulimia. Herramientas de control

 

Es decir, no sólo se tiene en cuenta que la persona tenga una salud física adecuada (como un IMC y pesos saludables, la ausencia de desajustes menstruales en el caso de las mujeres, la ausencia de atracones, vómitos y/o dietas…) sino que también es necesario que tenga una buena salud psicológica.

 

 

Read more

anorexia y bulimia tratamiento madrid

DESORDEN ALIMENTICIO Y DEPORTE

 

BENEFICIOS DEL  DEPORTE O EJERCICIO FÍSICO EN EL TRATAMIENTO DE DESORDEN ALIMENTICIO

 

A pesar de que el ejercicio físico se considera una intervención efectiva para un amplio número de problemas psicológicos, entre los que se encuentran la ansiedad y la depresión, y existe gran evidencia acerca de los beneficios para la salud que puede tener la práctica del mismo tanto en poblaciones clínicas como no clínicas,  no ha sido tenido en cuenta durante un largo período de tiempo como posible tratamiento o parte del tratamiento de los desorden alimenticio.

La inclusión del ejercicio físico en el tratamiento del TCA ha sido un tema que históricamente  ha generado una gran controversia. La hiperactividad o la realización de ejercicio de manera excesiva o compulsiva, ha sido altamente documentada en pacientes con desorden alimenticio, principalmente en aquellos con anorexia nerviosa (AN), llevando a entender el ejercicio como un mecanismo o forma de provocar gasto calórico y asociado con la pérdida de peso en estas personas. Esto, ha provocado no sólo que las investigaciones se centrasen en estudiar los efectos del ejercicio en el desarrollo y mantenimiento del TCA y no en los posibles beneficios y potencial de éste para el tratamiento, sino que además, la actividad física haya sido prohibida en la atención a estas pacientes y entendida como un síntoma de la enfermedad.

Sin embargo, desde hace unas décadas, algunos investigadores y profesionales del ámbito de la salud, han cuestionado esta visión del ejercicio y han tratado de estudiar los problemas que pueden surgir al prohibir el ejercicio, así como los beneficios de realizar ejercicio de manera adecuada y estructurada en personas con TCA. Por tanto:

ANOREXIA NERVIOSA

¿Cuáles son algunos de estos problemas?

  • Restringir el ejercicio en estas pacientes puede llevar a que no tengan la oportunidad de aprender y obtener información sobre cómo implicarse en actividades físicas de manera saludable, segura y moderada.
  • Es posible que la prohibición sobre realizar ejercicio resulte en una puesta en marcha de ejercicio excesivo de manera oculta, pudiendo esto además comprometer la relación de confianza entre el paciente y el terapeuta.
  • Prohibir la actividad física en personas con TCA y a la vez resaltar la importancia del ejercicio físico y los beneficios sobre la salud que éste tiene para el resto de población, puede generar confusión y un mal manejo a largo plazo del ejercicio.
  • La restricción de la actividad física puede tener consecuencias musculoesqueléticas y cardiometabólicas dañinas para estas personas.

 

Read more

Imagen de Mizianitka en Pixabay

PSICOTERAPIA Y MEDICACIÓN

Cuando la tristeza, la desazón, la ansiedad o la apatía nos invaden hasta el punto de preocuparnos lo suficiente como para …

¿Como buscar un terapeuta?

Cuando tomamos la decisión de empezar una terapia psicológica por primera vez, es un momento no exento de dudas y miedos …

LA MEJOR MANERA DE AFRONTAR LA RUTINA DE OTOÑO!!

¡YA SE ACABA SEPTIEMBRE! La vuelta a la rutina; a las clases, al trabajo, los niños vuelven al colegio, a las actividades …