Blog

¡Sigue nuestras entradas en el Blog! ¡Mejora tu calidad de vida!

Gaslighting

Gaslighting: la manipulación silenciosa y su efecto psicológico y emocional

Dentro del campo del maltrato psicológico, existe una forma sutil de manipulación poco evidente que puede llegar a ser igual o más dañina. Ciertas conductas o acciones de personas cercanas que a primera vista pudieran considerarse como inofensivas esconden una carga de “toxicidad” capaz de crear una profunda invalidación a quien lo sufre. El término empleado para referirse a este fenómeno es gaslighting (luz de gas).

El término gaslighting fue tomado de la obra escrita por Patrick Hamilton Gas Light 1939, donde la protagonista era manipulada por su esposo quien, a través de múltiples trucos, le hacía dudar de su juicio y memoria, a tal grado que éste la etiquetaba de “loca”.

Esta práctica, también identificada como una sutil táctica de manipulación psicológica y emocional, puede hacer creer que los recuerdos y experiencias de la persona afectada no existieron, o al menos no como los recuerda. Esto genera en la víctima la inseguridad e incertidumbre de no saber lo que es verdad y lo que es mentira y con ello logra mermar la confianza y sentido de la realidad de la persona sobre la cual se ejerce. Es frecuente encontrar este tipo de maltrato en las llamadas relaciones tóxicas. Es por esto por lo que el gaslighting es una de las formas más sutiles y perversas de abuso emocional, pues el maltratador genera en su víctima una la invalidación total y miedo a la locura.

Siempre que se menciona la palabra abuso viene a nuestra mente el componente físico o sexual. Sin embargo, el abuso emocional es tan frecuente o incluso más habitual en ciertas relaciones de pareja.

A diferencia del abuso sexual o del maltrato físico, el abuso emocional es más difícil de identificar por parte de quien lo sufre. El maltrato psicológico “no deja daños corporales visibles”. A esto hay que unir que el maltratador emocional puede tener conductas dentro de la pareja y/o fuera de ella encantadoras e incluso estar socialmente bien aceptado.

En este sentido, ¿cómo funciona el gaslighting?, ¿qué actitud toma el abusador?

Este tipo de agresor se muestra como un apersona cercana y encantadora con la víctima a la que suele alabar y le hace creer que la única persona que le entiende y le cuida es el propio agresor.

El abusador suele recurrir a la mentira y niega cosas que ha dicho o hecho, aunque existan pruebas para mantener su papel. En ocasiones, puede tender a atacar las cosas que aprecia la víctima y a minimizar sus sentimientos.

La manipulación no se produce de un día para otro, sino que existen ciertas fases para ir debilitando a la víctima:

  • Desconfianza: en dicha fase la víctima aún cree en su propia percepción y creencias, y aunque le gustaría tener la aprobación del abusador/maltratador, no se genera un desequilibrio ni sensación de desesperanza.
  • Defensa: la víctima comienza a sentir que debe protegerse y confronta al abusador, intentando justificar que se equivoca, rebatiéndole. Busca pruebas de manera compulsiva para demostrar que es “gaslighter” (abusador). Empieza la desesperación por conseguir su aprobación.
  • Depresión: en esta fase la autoestima y autonomía de la víctima se encuentran mermadas. Comienza a dudar de todo y teme cometer un error por miedo a la crítica y con ello comienza a justificar la actitud y conducta del abusador, creyendo de este modo que él está en la posición de la verdad, tratando de ser correspondida con su amor y aprobación.

Con todas estas conductas identificadas por parte del abusador ¿qué señales pueden ayudar para identificar este tipo de manipulación?

  • Se produce un cuestionamiento y puesta en duda de lo que se piensa y se hace.
  • Tiende a pedir disculpas por todas tus acciones.
  • Comienza a plantearse que puede que sea demasiado sensible a lo que le dicen los demás, realizando críticas sobre una misma por exagerar la situación.
  • Siente confusión y necesita aprobación de terceras personas para tomar decisiones.
  • Tendencia a creer que no es capaz de hacer nada bien por sí misma.
  • Se siente incómoda y nerviosa en presencia del abusador sin lograr concretar el motivo.
  • Evita relacionarse con amistades y familiares, para evitar retener u ocultar información de la situación. En las ocasiones en las que hace acercamiento a ellos, existe un sentimiento de furia o rabia hacia ellos que antes no existía.
  • Sentimiento de infelicidad sin llegar a determinar el motivo, sintiendo con ello culpa por no alcanzar la felicidad como antes y por causar preocupaciones en el abusador. Tendencia a creer que antes era una persona distinta, más segura de sí misma, más divertida y relajada.
  • Miedo a expresar las propias emociones, por lo que se tiende a callar.
  • Piensa que está perdiendo la cabeza de forma irreversible.

Ante la situación descrita ¿qué puede hacer la víctima ante dicho abuso emocional?

Según afirma Terence Williams, la mejor defensa para evitar un abuso por gaslighting es tener tu propio criterio; es decir, que, si se percibe que algo no está bien, probablemente no lo esté.

Confiar en tu propio criterio es la mejor manera de espantar a quienes ejercen el gaslighting, los cuales suelen aprovecharse de personas con baja autoestima. Mostrándote con seguridad ante lo que ves, oyes y recuerdas, será mucho más difícil que el abusador pueda distorsionar la realidad.

Es importante identificar aquellas personas que te hacen bien y te cuidan. Aquellas que hacen sentirse a una/o bien consigo misma/o. Además, esta actitud hará que la persona abusadora se dé cuenta que no es la única con la que puedes disfrutar o pasártelo bien, encontrando de este modo más dificultades para poder manipular. Por otro lado, disfrutar de otra compañía te hará ver que no estás sola y que puedes confiar en otras personas.

Sin embargo, esto puede no ser sencillo de poner en práctica. Si sospechas que alguien está intentando manipular tu percepción de la realidad, que pone en duda tu percepción de las cosas, que te hace pensar que estás perdiendo el juicio o que te hace sentir culpable, es aconsejable señalarlo y comentarlo con alguna persona de confianza que sea externa a la relación o acudiendo a un profesional.

En Vínculo podemos ayudarte a poner consciencia a la sutileza de una conducta como es el gaslighting.

Bibliografía

Williams, T. (2013). How to deal with a controlling person: getting out of an abusive relationship. Place of publication not identified: Overcoming.

Jacobson, N. S., & Gottman, J. M. (1998). When men batter women: new insights into ending abusive relationships. New York: Simon & Schuster.

https://www.salud.mapfre.es/cuerpo-y-mente/psicologia/senales-abuso-emocional-gaslighting/

Marta Narro Rodriguez

Psicóloga en Prácticas de Master

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

resiliencia

Cómo ser más resiliente desde la actitud optimista

El optimismo es una de las variables fundamentales que contribuyen a la resiliencia, algo de lo que hablamos en un blog anterior. …

Gaslighting

Gaslighting: la manipulación silenciosa y su efecto psicológico y emocional

Dentro del campo del maltrato psicológico, existe una forma sutil de manipulación poco evidente que puede llegar a ser …

niños-duelo

Cómo entienden los/las menores la muerte y cómo hablarles sobre ella

“En ninguna otra situación como en el duelo, el dolor producido es total: es un dolor biológico (duele el cuerpo), psicológico …