Categoría: alimentación

¿CÓMO DISFRUTAR DEL VERANO SI TENGO UN TRASTORNO DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA?

¡LLEGÓ EL VERANO!, para muchos es un momento de desconexión, de disfrutar de la playa, la piscina, salir con amigos o de leer un buen libro…Pero la cosa cambia cuando el verano llega y tienes un TCA ¿me equivoco?, es una época en la que hay más tiempo libre para pensar, para que las obsesiones con “el cuerpo 10 para el verano”, la operación bikini…toman la primera posición en nuestras cabezas.

De repente, aparecen muchas cosas que a estas personas les puede dificultar mantener un equilibrio emocional y una tranquilidad… por todos lados, nos bombardean con anuncios sobre productos para  adelgazar, para la celulitis la piel de naranja, el moreno perfecto… las fotos de modelos con bañadores y bikinis están por todos lados, además, no ayuda que nuestros círculos sociales que también le dan importancia a la imagen corporal, en esta época aumenten los comentarios sobre hacer dieta o la famosa operación bikini. Todo esto hace que el verano pueda ser, una de las peores épocas del año para las personas que padecen un TCA, por otro lado, se centran aun más en como perciben su cuerpo, deformando en su mente como es su figura real y como les gustaría que fuese, lo que hace que las comparaciones con otras personas también aumenten. Read more

LAS EMOCIONES EN LOS PROBLEMAS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA

Recientes investigaciones hablan de que uno de los factores con mayor peso para la predisposición a los trastornos de la conducta de alimentación (TCA), así como para la resistencia al cambio, son las dificultades en el manejo de las emociones: como son la dificultad para el reconocimiento de las emociones y la inadecuada regulación de las mismas (Calvo Sagardoy, 2013).

Read more

VÍCTIMAS DE LAS ESPINACAS

VÍCTIMAS DE LAS ESPINACAS

La importancia de los hábitos alimentarios en los niños.

Suele ser frecuente encontrar en las conversaciones cotidianas entre madres y padres la preocupación de éstos ante cómo y qué comen sus hijos. Muchos padres recordarán sentirse “víctimas” de las espinacas cuando eran niños, y pasaban horas sentados delante de un plato que no parecía vaciarse ante las miradas expectantes de sus madres que amenazaban con servirlas en el desayuno del día siguiente.

Pues bien, parte de la explicación para algo tan frecuente como que un niño sienta predilección por unas golosinas o una crema de cacao, antes que por una zanahoria o un tomate, la tiene las predisposiciones genéticas que aseguraban la supervivencia de los seres humanos hace miles de años.

Read more

¿CÓMO DISFRUTAR DEL VERANO SI TENGO UN TRASTORNO DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA?

¡LLEGÓ EL VERANO!, para muchos es un momento de desconexión, de disfrutar de la playa, la piscina, salir con amigos o …

EL RESPETO POR LA DIVERSIDAD: UNA TAREA PENDIENTE

A pesar de que durante los últimos años la transexualidad se ha convertido en un fenómeno cada vez más común, en la …